Donald Trump: hay que cerrar vacíos legales que han permitido a la MS-13 y otras bandas criminales entrar a EE.UU.

Más de 1,600 supuestos pandilleros han sido detenidos durante el último año en EE.UU. en diferentes operaciones policiales.

Donald Trump: hay que cerrar vacíos legales que han permitido a la MS-13 y otras bandas criminales entrar a EE.UU.

Por Agencias

El presidente de EE.UU., Donald Trump, llamó hoy al Congreso a acabar con los “resquicios mortales” que permiten vivir a la pandilla conocida como Mara Salvatrucha (MS-13).

“Esta noche, hago un llamamiento al Congreso para que finalmente cierre los resquicios mortales que han permitido que la MS-13 y otros criminales entren a nuestro país”
Donald Trump, presidente Estados Unidos

 

Trumpo hizo un llamado al Congreso para tener las herramientas que permita poner los cierres para que la MS-13 y otros criminales no entren a Estados Unidos destacó Trump en su primer discurso ante el Congreso sobre el Estado de la Unión.

Mientras hablaba, Trump se dirigió a dos matrimonios a los que invitó a presenciar su discurso ante las dos Cámaras del Congreso.

Las dos parejas perdieron a sus respectivas hijas, Nisa Mickens y Kayla Cuevas, en septiembre de 2016, cuando fueron “brutalmente asesinadas” en lo que las autoridades atribuyen a una serie de crímenes perpetrados por la Mara Salvatrucha en Long Island, en Nueva York.

“Todos en Estados Unidos estamos sufriendo por ustedes. Y 320 millones de estadounidenses están velando por ustedes. No podemos ni imaginar la profundidad de vuestra pena, pero podemos asegurarnos que otras familias nunca tengan que soportar este dolor”, les dijo el gobernante.

En ese punto, Trump aprovechó para pedir al Congreso que le ayude a sacar adelante sus propuestas migratorias y aseguró que “las comunidades de inmigrantes” también se beneficiarán de sus ideas.

“Durante décadas, las fronteras abiertas han permitido que las drogas y las pandillas lleguen a nuestras comunidades más vulnerables. Han permitido que millones de trabajadores con bajos salarios compitan por empleos y salarios contra los estadounidenses más pobres. Lo más trágico es que han causado la pérdida de muchas vidas inocentes”, dijo.

Nada más llegar al poder, en enero de 2017, Trump proclamó una política “tolerancia cero” con las bandas criminales, como la Mara Salvatrucha, y ordenó a su Gobierno que persiguiera judicialmente a las bandas para bloquear sus fuentes de ingresos y menguar el número de pandilleros en sus filas.

Más de 1.600 supuestos pandilleros han sido detenidos durante el último año en EE.UU. en diferentes operaciones policiales.

Para luchar contra las bandas criminales, el Gobierno de Trump ha establecido alianzas con El Salvador, Guatemala y Honduras, cuyos fiscales generales anunciaron el pasado septiembre en Miami (Florida, EE.UU.) la imputación de 3.800 pandilleros de la Mara Salvatrucha y de su rival, Barrio 18.

La Mara Salvatrucha nació en Los Ángeles en la década de los años 80 del siglo pasado, cuando miles de salvadoreños emigraron a EE.UU. para huir de la guerra civil en su país.

Desde entonces, la organización se ha expandido y ha provocado estragos en Centroamérica, especialmente en El Salvador, que se ha convertido en uno de los países más violentos del mundo, con altos índices de asesinatos.