¿Es correcto decir “todos y todas”?

El lenguaje incluyente o de género impone expresiones para evitar una supuesta discriminación de la mujer. ¿Qué opinan los lingüistas al respecto?

Por Osmín Monge

En los últimos años se ha intensificado el uso del lenguaje inclusivo o no sexista, el cual busca establecer nuevas reglas que se adapten a una sociedad igualitaria y fomentar la cultura del respeto y la no violencia hacia las mujeres.

En muchos discursos y textos se suelen emplear frases como: “ciudadanos y ciudadanas”, “compañeros y compañeras”, “niños y niñas”.

Hace algunos años, por ejemplo, el presidente venezolano Nicolás Maduro, expresó en uno de sus discursos, que se entregarían 35 millones de “libros y libras” a “niños y niñas” de su país. Las palabras del mandatario fueron motivo de risas y de severas críticas.

Para muchas personas este tipo de expresiones son válidas, sin embargo para quienes promueven y defienden el buen uso del castellano no es más que un atentando contra el idioma. Algunos van más allá: lo consideran una ridiculez.

Lenguaje machista en el deporte: basta ya

La Real Academia de Lengua Española (RAE) emitió en 2012 un informe titulado “Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer” en el que se aconseja que es preferible utilizar términos como “ciudadanía”, en vez de “ciudadanos” o “profesorado” en lugar de “profesores y profesoras”.

Ignacio Bosque, autor de ese informe, reconoce que, si bien existe una “discriminación contra la mujer en la sociedad” y la presencia de “usos verbales sexistas”, el lenguaje inclusivo “difunde usos ajenos a las prácticas de los hablantes” e imposibilita “la comunicación efectiva”.

El doctor Mario García Aldana, vicedirector de la Academia Salvadoreña la Lengua, manifiesta que no es necesario usar continuamente expresiones como “los y las” o “todos y todas” para referirse a ambos géneros con el objetivo de representar la paridad entre los mismos.

“Existen varias maneras de expresarse para evitar esa repetición. Por ejemplo, la ciudadanía, el alumnado… Ese sonsonete o repetición de palabras eufónicamente se oye mal. La RAE dice que en el lenguaje debe usarse la menor cantidad de palabras posibles para expresar una idea”, expresa el doctor García Aldana.

Adolescentes usan lenguaje insultante en la web

La RAE reitera que deben evitarse soluciones que contravengan las reglas gramaticales, como la utilización de la arroba, “que ni siquiera es un signo lingüístico” en el lenguaje escrito, como ocurre con “l@s diputad@s”, “l@s campesin@s”, “l@s amig@s”…

Tremendo debate también ha generado el uso de ciertas palabras, entre ellas “presidenta”. Algunos la tachan de error, mientras que otros aseguran que es correcta.

Pero, ¿quién tiene la razón? La Fundéu BBVA (Fundación del Español Urgente) tiene, la respuesta: “la palabra presidenta está registrada en el Diccionario de la RAE, por lo que se trata de una forma válida para aludir a las mujeres que ocupan un cargo de importancia, y su uso resulta preferible al de presidente”.

Según esta entidad, la gramática académica respalda la validez de la voz femenina presidenta, al igual que ocurre con “asistenta”, “dependienta”, “infanta” o “intendenta”, en donde se ha cambiado la e final por la letra a.

 

Fuente: El Salvador.com